La última reforma de la LAU de Junio de 2013 regula de forma distinta los efectos de la venta de la finca arrendada. El régimen jurídico queda de la siguiente forma:

 1.- Sólo es aplicable a los contratos de fecha posterior a la reforma (Junio-2013) no inscritos en el Registro de la Propiedad.

 2.- El nuevo propietario puede decidir no continuar con el contrato.

 3.- Si decide no continuar, deberá comunicárselo al arrendatario, el cual tendrá derecho a continuar durante tres meses abonando la renta al nuevo propietario.

 4.-El adquiriente también puede renunciar a dar por finalizado el contrato comunicándoselo expresamente al arrendatario o bien continuar cobrando la renta.

 5.- En el caso de que se opte por dar por finalizado el contrato, el arrendatario puede exigir al que vendió la vivienda la indemnización de los daños y perjuicios que se le haya causado.

domain name expiration earth maps . color table Provindiabeaula