Podría suceder que estuviéramos interesados en saber si un amigo cercano o un familiar fallecido ha otorgado testamento y acceder a éste para conocer quiénes son los beneficiarios de su última voluntad.

Ciertamente esto es posible, pero obviamente con ciertos límites.

Lo primero que tenemos que hacer es conseguir un certificado de defunción. Lo podemos pedir en el Registro Civil, dando los datos del difunto, el lugar y la fecha de su fallecimiento.

Una vez conseguido dicho certificado tenemos que pedir el de Últimas Voluntades. Se puede pedir en las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia.

En dicho certificado constará si el fallecido ha otorgado testamento y en caso afirmativo los datos del notario del último testamento, que es el válido.

Será entonces cuando podremos ir al notario para que nos facilite copia del testamento. Le deberemos aportar los dos certificados.

Ahora bien, y eso es importante, el notario sólo nos dará copia del testamento si somos alguna de las personas beneficiadas por la herencia. Por ejemplo, como heredero, legitimario o legatario. En caso contrario denegará la entrega de la copia.