Los pactos matrimoniales en previsión de la ruptura consisten en decisiones o acuerdos de los cónyuges adoptados antes o después de celebrado el matrimonio, dirigidos a regular las consecuencias personales y económicas de una eventual y futura ruptura matrimonial.

 El artículo 231-20 del Código Civil de Cataluña admite expresamente los pactos en previsión de una ruptura matrimonial. Orakgalbeesand Ahora bien, establece los siguientes requisitos:

 a) Se deben otorgar en escritura notarial.

 b) Para el caso de que los pactos sean antes del matrimonio, sólo son válidos si se otorgan antes de los treinta días anteriores a la fecha de la celebración del matrimonio.

 c) El cónyuge que pretenda dichos pactos debe justificar que la otra parte disponía en el momento de firmarlos de información suficiente sobre su patrimonio, sus ingresos y sus expectativas económicas, siempre que esta información sea relevante con relación al contenido del pacto.

 d) El notario debe informar por separado a cada uno de los otorgantes sobre el alcance de los cambios que se pretenden introducir y debe advertirles de su deber recíproco de proporcionar la información a que se refiere el apartado anterior c).

 e) Los pactos que en el momento de la ruptura sean gravemente perjudiciales para un cónyuge no son eficaces si éste demuestra que han sobrevenido circunstancias relevantes que no se previeron ni podían razonablemente preverse en el momento que se otorgaron.

 A ello habría que añadir que no caben pactos que perjudiquen el interés de los hijos.